viernes, 19 de febrero de 2016

Consejos de líderes para implementar hoy mismo!



La falta de entusiasmo es manifiesta. Se ve en el rostro de las personas y en su desempeño, o en la falta de éste.
El Líder muestra siempre esta cualidad con su equipo y lo que éste es capaz de lograr. Su entusiasmo es patente, se vuelve contagioso.
El sabe que es una fuerza positiva, una manifestación de motivación para obtener resultados.
El evita lo falso, porque sabe que socavará su credibilidad y que será tildado de “mercader deshonesto”.
Su positivimo es siempre sincero y genuino. El Líder se muestra verdadero hacia la empresa (siempre está destacando sus puntos positivos, nunca pone de relieve sus puntos débiles). Se muestra verdaderamente entusiasmado con su gente (porque conoce que puede lograr muchas cosas). Está realmente entusiasmado con los productos y servicios de la organización (porque sabe que son los mejores).
Está entusiasmado con su trabajo, les hace ver a todos los presentes que lo disfruta, que le proporciona enorme satisfacción. Se muestra entusiasta ante los retos futuros, ante la perspectiva de superar los obstáculos.
A su gente le encanta, la hace sentirse bien, sentirse orgullosa. Y a su vez le produce positivismo a ella. El espíritu invade a todo el equipo.
Pero no puede ser permanente. El Líder se sentirá en ocasiones abatido, descorazonado. Su entusiasmo se desvanecerá. Su gente lo advertirá, se verá preocupada. Pero conoce cómo levantarle el ánimo, hacer que muestre positivismo de nuevo, porque asi procede él cuando ellos se encuentran abatidos y sin ánimo.


Enumere todos los aspectos de su trabajo que lo entusiasman; examine uno por uno, examine a su empresa, su jefe, su equipo, sus colegas, los productos y servicios de su empresa.
SI se da cuenta de que siente entusiasmo por muy pocas cosas, tiene un grave problema. Si no puede resolverlo, debe renunciar. Usted no le es útil a nadie si no siente por la compañía y por su propia contribución a ella.
Ahora pregúntese si realmente se transparenta. (¡Para ser un entusiasta, usted debe creer en algo!) Si no está seguro, ello obedece a que no se transparenta, y ello se verá reflejado en la falta de entusiasmo de su equipo.
A partir de hoy, usted debe asegurarse de que tenga algún positivismo y también de que éste se vea.

 


Convicciones
Si tiene el coraje de obrar de acuerdo con sus convicciones, tiene que estar dispuesto a arriesgar su empleo.
Esta es la gran prueba. Cuando los gerentes se encuentran frente a esta situación es cuando se agachan rápidamente para no ser vistos y miran en otra dirección, o no se interponen cuando la compañía comete una injusticia.
Es en tales situaciones cuando uno está en violento desacuerdo con el jefe, y como resultado busca sabotear en forma vengativa los planes a sus espaldas.
Es entonces cuando uno esconde la cabeza en la arena y permanece de brazos cruzados cuando ese buscapleitos de Mario Linares empieza otra vez a armar líos.
Es entonces cuando uno prefiere remendar un pequeño problema enojoso en vez de tomar medidas más dolorosas con el fin de evitar la crisis a más largo plazo.
El Líder tiene el valor de actuar de acuerdo con sus convicciones. Esto le da fuerza, y la alta jerarquía lo sabe.
Hablará claro cuando ve que se está cometiendo una injusticia, cuando piensa que el departamento de relaciones públicas no le está dando un trato justo a Luis Arango, o cuando Esteban Rodríguez empieza a portarse en forma vengativa con Angela Barrios, una de sus empleadas nuevas.
Cuando está en violento desacuerdo con su jefe, le hará frente y discutirá el asunto sin rodeos. Cuando se trata de un problema de mayor envergadura, o bien se deja convencer, o bien entrega su renuncia.


Vaya a su casa esta noche y mantenga una discusión hipotética con su cónyuge o pareja. Debata en qué punto estaría dispuesto a arriesgar su empleo. Piense con mucho cuidado, considere que tiene una familia y compromisos financieros; que no es tan fácil encontrar otro empleo. ¿Tiene realmente el coraje de actuar de acuerdo con sus convicciones?
¿O es usted uno de esos seres pusilánimes que flotan como aguamala en las grandes organizaciones, aguijoneando a otras personas, pero sin hacer casi nada más? Piense acerca de las situaciones en las que podría tener que arriesgar su empleo. ¿Lo haría? ¿Lo haría? ¿Lo haría?



AHORA VEAMOS 


























 ©TheGrisGirl. All Rights Reserved.

4 comentarios:

ZOSTAW PO SOBIE ŚLAD,KOMENTUJ :)

DEJA UNA HUELLA, DEJA UN COMENTARIO :)

LEAVE THE SIGN OF YOUR VISIT, COMMENT :)